Páginas vistas en total

domingo, 30 de octubre de 2011

Agustín Echalar se refiere a la palabra "intangible" que el Gobierno está ya usando para desprestigiar a la dirigencia del TIPNIS en un intento de dividirlos

El uso de un término ambiguo en la ley tiene una intencionalidad macabra… Es un plan maquiavélico

La declaración de “intangibilidad” para la totalidad del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) sólo puede causar desazón, y es que se trata de una palabra tan ambigua, que en realidad no debería estar en ninguna economía jurídica.

De hecho el trillado “patrimonio intangible” es un concepto a caballo entre el saludo a la bandera y la estupidez. (Me refiero al carnaval de Oruro, por ejemplo, ¿declararlo patrimonio cultural de la humanidad significa congelar esa manifestación cultural en el tiempo, cuando en realidad sólo puede sobrevivir dentro de su propia dinámica de transformación, o tratar de prohibir que las manifestaciones que lo componen sean reproducidas en otros ámbitos?).

Los masistas son expertos en dar a las palabras los significados más diversos, pensemos en lo que ellos entienden por “nacionalización”. Personalmente uno de los más fuertes argumentos que yo tenía contra el programa de Evo Morales en el 2005, era la nacionalización de los hidrocarburos. Una amiga mía, fanática del proceso de cambio, me explicó el asunto con un simple, “depende de lo que se entienda por nacionalización”, en ese momento no entendí, pero con el tiempo capté claramente lo que quiso decir, no hubo la temida nacionalización que nos hubiera llevado a una terrible situación de juicios e indemnizaciones, lo que se hizo fue una reformulación de los contratos con las empresas petroleras.

Lo mismo me pasó con la nueva Constitución y el hecho que dentro de ella la justicia comunitaria tuviera un rango idéntico al de la justicia estatal. El asunto me preocupó en demasía, porque tengo profundo rechazo por los usos y costumbres, y por las formas tradicionales de vida, precisamente por lo injustas que éstas pueden ser, y hete aquí, que cuando finalmente se hizo la ley de deslinde jurisdiccional, el asunto resultó bastante sensato y la justicia comunitaria quedó relegada a un plano muy inferior respecto a la del Estado.

Con esos antecedentes, los indígenas del Tipnis podrían estar bastante tranquilos, se puede llamar intangible a cualquier cosa, hasta se podrían tener motosierras intangibles, digamos, si se las pinta de verde. Pero el problema está en que esta vez, el uso de un término ambiguo en la ley tiene una intencionalidad macabra, va más allá de la interpretación que se pudiera hacer de la bendita palabrita, lo que hace es, a partir de la incertidumbre que genera, sembrar la cizaña dentro de los pobladores del parque, el fin es destrozar a la dirigencia que se atrevió a ponerse al frente de los designios del Jiliri Irpiri y los suyos. Es un plan maquiavélico: si no funcionó la propuesta de Evo, de que los cocaleros fueran a enamorar a las mujeres yuracarés, puede funcionar el hacer que los pobladores se peleen entre ellos. Refinada manera de acabar con el parque, aunque por supuesto que nada original, así se hicieron muchas conquistas.

Llama la atención la falta de escrúpulos de la alta dirigencia del MAS, aunque por supuesto que ya no sorprende.

sábado, 29 de octubre de 2011

Centa Rek denomina "Guillotina 2" a la resistencia "solapada del Gobierno" a los acuerdos del TIPNIS. persiste la idea prima de cocalizar el parque

Fue el vicepresidente, quien en primera instancia se manifestó como el encargado del contraataque con respecto al tema del Tipnis. Esto se hizo evidente en el mismo momento en el que se firmaba el convenio gobierno-indígenas con la aprobación de la “ley corta 2” que por las consecuencias también podría llamarse “guillotina 2”. Antes ya tuvimos la experiencia de la “ley corta 1” o “primera guillotina” dirigida esta a tomar al órgano judicial y desde él a la oposición política; norma que fue parte de la estrategia de utilizar los dos tercios de la Asamblea Legislativa para ir dando curso a acciones ilegitimas que sin embargo se originan en el seno de la Asamblea Plurinacional, buscando por ello aparecer como legales, a sabiendas que en el momento esta instancia no tiene ninguna posibilidad de equilibrio al estar copada por el oficialismo.
La estrategia del contraataque del gobierno a la victoria obtenida por los marchistas del Tipnis se puso en ejecución desde la misma noche en que no pudieron desalojarlos de la plaza Murillo y el Ejecutivo tuvo que aceptar que la marcha había triunfado, debido a que el valor, la perseverancia y el esfuerzo desplegado por los indígenas habían tocado la razón, el corazón y la humanidad de los bolivianos.
A pocos días de todos estos acontecimientos y después de que la marcha fue desactivada con un acuerdo, el gobierno ha comenzado a demostrar sus verdaderas intenciones de dar continuidad a los planes trazados desde el inicio que consistiría en viabilizar de cualquier manera el antiguo proyecto de construir la carretera rompiendo el Tipnis, plan que irían también en el camino de construcción de una hegemonía que no vacila en la destrucción de todos los que  se contraponen a esta visión.
En todo caso ya está en marcha el contra ataque al acuerdo que se firmó a regañadientes y como una estrategia coyuntural. Dan cuenta de esta situación las declaraciones de asambleístas del Mas, de una dirigente de la organización Bartolina Sisa, del propio gobernador de Cochabamba y del actual director Ejecutivo de la Agencia para el Desarrollo de las Macro regiones y Fronteras (Adenaf) entre otros. Toda la maquinaria gubernamental aceita sus piezas para generar una nueva contienda que amenaza con ser más virulenta y frontal pues se ha hablado incluso de la posibilidad de expulsar a los indígenas del Isiboro Sécure, situación que se plantea desde la utilización del principio de “intangibilidad” que engañosamente fue ingresado a la ley para supuestamente preservar la inviolabilidad del Tipnis.
Hecha la ley hecha la trampa, reza el refrán y así vuelve a proceder el gobierno en la presente situación pues de manera abierta ahora moviliza a sus movimientos cocaleros gestando una contramarcha que se desmarca de los acuerdos y echa mano a la vieja práctica del Mas que consiste en deshacer con el codo lo que firmó con la mano, pues todo queda siempre librado a cómo se interpreten posteriormente los convenios, tal como lo planteara en su momento el mismo presidente que dijo de cara al país que él echaba nomás a andar las cosas pues detrás tenía a los abogados para que arreglen lo que no se acomodaba a las leyes.
En una conversación que sostuve con personas entendidas en el tema, escuché una opinión que me parece que puede acercarse a los intereses que podrían estar en juego dentro del plan de construcción de la carretera por el parque Isiboro Sécure. Se dice que esta carretera sería parte del proyecto geopolítico del Mas que entre otras acciones tiene compromisos que cumplir con los cocaleros erigidos en la única base social con la que el Ejecutivo continuaría el proceso de “cambio”.  Situación que habría estado prevista para economía del proceso, puesto que resulta más fácil satisfacer a un sector que a muchos.
Dentro de esta planificación, El Chapare supuestamente debería extender su radio de influencia hasta el parque Isiboro Sécure, expandiendo por ende los cultivos de coca y repartija de tierras a las huestes cocaleras. En esta perspectiva se tendría también planificado crear un nuevo departamento que abarcaría una zona del parque en cuestión con todas sus implicancias en cuanto a autonomía indígena, etc, etc. Por supuesto que este no debe ser el único motivo en ciernes, pero en definitiva podría ser uno de los aspectos por los que se persevera en el ingreso al Tipnis a través del tramo carretero. Estas suposiciones surgen lógicamente debido a que se busca una explicación para entender el compromiso y obstinación que hace que el gobierno no desista de sus planes de construcción de la tan controvertida carretera que ha sido incluso denominada por algunos como “la carretera del narcotráfico”.
Las verdaderas intenciones y objetivos se irán aclarando paulatinamente, pero si de algo estamos seguros en el momento es que el tema Tipnis ha entrado en el segundo round y que este tiempo se muestra más hostil y controvertido para los indígenas del oriente boliviano, que al no haber actuado de manera sumisa como el gobierno planificó que lo harían cuando echó a andar el Estado Plurinacional, son ahora objeto de la más grande hostilidad y desconsideración al punto que se está poniendo en ejecución un plan que a todas luces se propone violentar la vida de estos pobladores, cansarlos, empobrecerlos y diezmarlos hasta expulsarlos o decretarles una muerte segura y lenta. ¿Esto no es acaso una práctica de genocidio? ¿Qué dirán la ONU y la OEA frente a esta realidad insoslayable? ¿Seguirán haciéndose los de la vista gorda?
Por el momento el mismo vicepresidente ha planteado en rueda de prensa: “por supuesto que eso (la Ley) va a tener efectos en el conjunto de actividades de carácter industrial, de carácter empresarial que haya allá en el Parque, el tipo de efectos será reglamentado, pero por supuesto que tiene que tener efectos. La Ley no dice este pedazo es intangible, este pedazo no, la Ley dice todo el Tipnis es intangible”. Y como corolario “culpabilizó” a los dirigentes que aceptaron la introducción de la categoría de “intangible para el Tipnis, planteando que son ellos los que deben rendir cuentas a sus bases.
Penosa forma de intentar que los indígenas comiencen una lucha intestina y de abrirles otro frente, además de la confrontación que ya tienen asegurada desde el gobierno que debería protegerlos.
Claro que los resultados son todavía imprevisibles y pueden incluso sorprender al mismo gobierno.
*Senadora por Santa Cruz- Bolivia.

jueves, 27 de octubre de 2011

dolo. fraude. sobreprecios. más vicios en el contrato por la carretera del TIPNIS encuentra Juan sin Miedo y prosigue su denuncia

El Jefe Nacional del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, advirtió este jueves que la paralización de la construcción en la tramo II de la carretera por el TIPNIS sometería al Estado a jueces y leyes brasileñas, si es que no aceptan el cambio del contrato. Pues el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (BNDES) fue quien prestó el crédito para la construcción de la carretera y que ahora no se concluirá la obra, "por lo que se debe renegociar un nuevo contrato".

Del Granado presentó este jueves la ampliación de su denuncia ante el Ministerio Público por los delitos de sobreprecio en la construcción de la carretera Villa Tunari - San Ignacio de Moxos y el sometimiento a leyes brasileñas, tras la determinación gubernamental de paralizar la construcción del tramo II de la ruta por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

"Cómo se va modificar por la victoria indígena que ha eliminado el tramo dos, primero el gobierno boliviano tiene que ir al Banco del Brasil en Rio de Janeiro para lograr su anuencia y su aprobación, porque si no lo logra vamos a ser enjuiciados con jueces y leyes brasileñas", manifestó Del Granado.

La cláusula 13.1 del contrato entre ABC y la empresa OAS referente incumplimiento establece: "Serán considerados casos de incumplimiento los siguientes eventos: Alteraciones en los términos y condiciones del contrato comercial (se refiere al de obras suscrito entre ABC y OAS) sin previa y expresa anuencia del BNDES".

La cláusula 22.1 legislación aplicable y jurisdicción determina: "Este contrato y las obligaciones del resultante serán regidos e interpretados en conformidad con las leyes de la República Federativa del Brasil. Mientras que la cláusula 22.2 señala: "Es elegido el foro de la ciudad de Rio de Janeiro, República Federativa del Brasil, para dirimir cualquier controversia resultante de este contrato con la exclusión de cualquier otro".

Frente a este panorama, Del Granado, ex alcalde paceño, sostuvo que continuaran con su denuncia ante el Ministerio Público, por lo que pidió a la Fiscalía requiera bajo conminatoria a todas las instituciones del Estado para que remitan los documentos originales, y de esa forma establecer a los responsables de los delitos que se han denunciado. El MSM le pide al presidente Evo Morales que deje sin efecto los contratos, porque no se puede renegociar con contratos lesivos al Estado.

Según Del Granado, en fecha 3 de septiembre de 2008, los técnicos analistas del Viceministerio de Inversión Pública, Mariela Zapata y Pedro Sangüesa, habrían cuestionado el crédito para la construcción de la carretera Villa Tunari - San Ignacio de Moxos, "El costo propuesto por OAS de 1.3 millones de dólares por kilómetro resulta elevado con referencia a algunos proyectos en ejecución a cargo de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), se sugiere ordenar la revisión en detalle del presupuesto referencial de manera que permita determinar la coherencia de la propuesta económica de la empresa OAS".

El informe de la Asociación de Ingenieros Eméritos de Cochabamba de enero de 2009 establece que la adjudicación es el resultado de un precio referencial falso, ahora si este precio referencial falso es voluntariamente utilizado, esto se constituiría en un hecho doloso, pero si el precio referencial falso es producto de malos ingenieros y descuidados ejecutivos esto se traduce de todas maneras en un contrato lesivo al estado, explicó.

indicó, también, El informe técnico del Colegio de Ingenieros Civiles de Cochabamba de 26 de marzo de 2009 establece que los incrementos adicionales al costo directo son injustificados e incrementan el costo promedio referencial de 620 mil dólares por kilómetro a 1.09 millones dólares por kilómetro.

"Es decir el 76.87 por ciento del incremento normado para los contratos llave en mano de un 25 por ciento, ya que cubre los factores de riesgo, sin embargo este ha sido incrementado a un 30 por ciento, con lo que el precio referencial se incrementó a 1.42 millones de dólares, de este análisis deriva que el precio referencial tiene un sobreprecio no justificado de 650.5 mil dólares por kilómetro lo que en 306 kilómetros hace un monto de 199.07 millones de dólares".

El costo directo por factores como medidas de mitigación ambiental extraordinarias 18.9 millones de dólares, incremento por inoperatividad de la zona 37.9 millones de dólares, incremento por transporte 9.4 millones de dólares, suman 56.3 millones de dólares, a ello se agregó como factor de riesgo por contrato llave en mano la suma de 100.6 millones de dólares, señaló del Granado.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Harold Olmos encuentra que el término "intangible" puede ocultar interpretaciones diversas que desvirtúen la Ley aprobada sobre el TIPNIS.


Desde ayer está en proceso un debate que esta tarde se intensificó al  comenzar en el Poder Legislativo la discusión del proyecto de ley modificatoria de otra respecto al Tipnis. El cuello de la  botella lo constituye la palabra “intangibilidad”, intocable. La palabra viene de “tangere”,  tocar. Intangible equivale, entonces, a intocable.  Y las dudas se han vuelto fuego estimuladas por el temor de que, al ser declarado intangible, en el Tipnis no se pueda tocar ni un plátano, menos cortar algún árbol  o cazar y pescar. Es decir, sus habitantes, autóctonos o no, tendrían el Tipnis solamente para contemplarlo. Los nativos se preguntaban si no se les  habría tendido una trampa.  El debate legislativo era intenso, con acusaciones de uno y otro lado en torno al tangible problema. Qué es lo intangible? Todo el parque, sus árboles, sus animales, su terreno? Habrá que elaborar una ley interpretativa?
Quienes creímos que los acuerdos iniciales eran una clara señal de paz, no estábamos en lo correcto. Hoy han empezado a movilizarse cocaleros del Chapare y algunos grupos comenzaban a reunirse en la Plaza 14 de Septiembre, en Cochabamba (correcto; anterior entrada mencionaba a la Plaza Murillo de La Paz),   para presionar por la construcción de la carretera, tal como había sido originalmente diseñada: a través del parque.
Para los hombres de la selva la caminata no ha terminado. La palabra que les ofreció el gobierno para zanjar la disputa -intangibilidad- era observada con marcada susceptibilidad.
Eran pasadas las 23:30 cuando la TV oficial, Canal 7, mostró al presidente Morales firmando la nueva ley, que incluye el término.  Luego pronunció un discurso en el que reiteró, mostrando un fajo de documentos, que había recibido pedidos de pobladores de la región (Beni y Santa Cruz, dijo en un momento, confundiendo a Santa Cruz con Cochabamba) para que se construya la carretera. Por su mirada y su rostro con expresión adusta, no estaba en un  momento que le agradase. Pero los nativos dentro y fuera del Palacio de Gobierno celebraron la promulgación.
Desde Santa Cruz, los canales de TV mostraron imágenes en las que los nativos levantgaban la vigilia que habían mantenido a lo largo de diez semanas y se preparaban para el retorno.
En La Paz, los dirigentes de la marcha habían dicho que se retirarían con una despedida, pero no estaba claro en qué momento la harían. La jornada acababa bajo una cierta atmósfera sombría, estimulada por no saber qué harían los grupos de cocaleros que  hab;ian empezado a renirse en la plaza principal de C ochabamba para presionar por la  continuidad de la obra de acuerdo a su diseño original.

lunes, 24 de octubre de 2011

notable texto de un masista hasta hace poco senador por Cochabamba que hoy reniega del proceder oficial. (Autor Gastón Cornejo)

En 1990, se dio la primera Marcha Indígena por la Vida, encabezada por el actual presidente Evo Morales Ayma; la presente es la VIII Marcha de Indígenas por sus derechos constitucionales y la defensa del Parque Nacional Isiboro - Sécure. Duró 65 días, más de dos meses a partir del 15 de agosto hasta el 19 de octubre en que ingresan a la ciudad de La Paz. 

Partió desde las tierras bajas, al nivel del mar y ascendió al altiplano a cuatro mil metros de altura. Su objetivo fue luchar activa, pero pacíficamente contra un proyecto desarrollista de Estado, cuestionado en su transparencia, en su diseño estructural, sus objetivos y costo, el mismo que divide el área natural contrariando gravemente y de fondo la nueva Constitución Política del Estado Plurinacional y su cosmovisión cultu-ral.

Desde un inicio y en el transcurso del tiempo, inútiles fueron los acercamientos para instalar un diálogo entre los marchistas y los funcionarios ministros del Gobierno. No existió ninguna voluntad política en las propuestas y, más bien, se lanzaron amenazas y mendacidades oficiales que el pueblo consciente no aceptó como válidas.

En Yucumo, aún en el oriente selvático, la marcha fue amenazada y bloqueada por campesinos interculturales, quienes a su vez son acusados de avasallar tierras vírgenes para la siembra cocalera, efectuaron zanjas con aprestos de violencia. El Gobierno los toleró y envió fuerzas policiales para detener la marcha indígena con el argumento de proteger la vida. 

El 25 pasado se aclararon las intencionalidades. Los policías bajo orden que aún se ignora, iniciaron la violencia inusitada y cruel. Procedieron a intervenir la marcha en forma violenta. Se los ultrajó, gasificó, amordazó, maniató, arrastró a los indígenas subiéndolos a vehículos policiales; no se discriminó en la represión a varones ni a mujeres, fueron golpeados cruelmente, sufriendo lesiones contundentes y hasta fracturas óseas; diezmados temporalmente por la represión policial, se reagruparon y prosiguieron su reclamo. Ante los cuadros de masacre indignados, renunciaron algunos funcionarios ministeriales; a otros se los sacrificó en aras a difuminar la transparencia informativa. 

Familias enteras marcharon sacrificadamente los dos meses, acompañados de los hijos, adolescentes, niños de toda edad, madres embarazadas algunas de las cuales abortaron debido a la fatiga y a los gases venenosos, otras llegaron al parto mediante cesárea obligada en hospitales rurales.

Llegaron a La Paz donde fueron recibidos apoteósicamente por todo un pueblo generoso y conmovido. Pidieron entrevistarse con el Presidente para exponer sus demandas en el marco del respeto debido a la dignidad que los anima.

A ese propósito, caló hondo el mensaje de Leonardo Boff: “Bienaventurados todos vosotros, indígenas de tantas etnias, habitantes primeros de estas tierras risueñas, que vivís en la inocencia de la vida en comunión con la naturaleza. Fuisteis casi exterminados, pero ahora estáis resucitando con vuestras religiones y culturas dando testimonio de la presencia del Espíritu Creador que nunca os abandonó. Ay de aquellos que os subyugaron, os mataron por la espada y la cruz, os negaron la humanidad, satanizaron vuestros cultos, os robaron las tierras y ridiculizaron la sabiduría de vuestros chamanes”. 

miércoles, 19 de octubre de 2011

Los Tiempos y otros medios cubren con amplitud la llegada de los indígenas del TIPNIS a la ciudad de La Paz. Evo mandó a decir que está ocupado pero que horas más los recibirá. retiraron policías de la Plaza Murillo, están en los techos del Congreso


Tras atravesar las villas El Carmen y Fátima, Avenida Bush, Carrasco y la avenida Camacho, más de 3000 marchistas en defensa por el Tipnis  hicieron su ingreso a la Plaza Murillo, centro del poder político del país, a las 14:30 horas de hoy, escoltados por estudiantes, activistas de derechos humanos, indígenas del oriente y occidente, y ciudadanía en general, que los acompañaron al grito de estribillos como "El Tipnis no se toca", "Esto es Bolivia", "El Tipnis no se cruza, que crucen a Linera", y "Si Evo quiere coca, que siembre en Orinoca".

Los marchistas, liderados por el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez y el presidente de la Subcentral del TIPNIS, Fernando Vargas, fueron recibidos como héroes y en medio de cariño, solidaridad, respeto y lágrimas de admiración por parte de la ciudadanía, que expresó su indignación contra el gobierno del presidente Evo Morales por el trato soberbio que recibieron los indígenas.
En la Plaza Murillo, se improvisó un escenario y se escucharon los acordes de la canción "Coraje" de Luis Rico.
La presencia de policías en el kilómetro cero fue nula, no hubo custodia policial ni militar en puertas de Palacio de Gobierno al igual que en la Asamblea Legislativa. Algunos efectivos optaron por realizar vigilancia desde el techo del Legislativo.
La marcha indígena, que se desarrolló en el marco de un ambiente pacífico, festivo y en medio de sentimientos de solidaridad, llegará hasta la plaza mayor de San Francisco, donde sus principales dirigentes emitirán diferentes discursos ante la multitudinaria concentración que paralizó las actividades de la sede de gobierno.
El máximo representante del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Rafael Quispe, dijo que "la plaza Murillo es de todos los bolivianos y bolivianas, no es hacienda de Evo Morales o de un partido político… Vamos a decirle (al presidente) desde cuándo aplicará la Constitución, dentro de ese marco está el tema del TIPNIS y todos los puntos que se han planteado".
En este momento, los dirigentes estarían analizando la posibilidad de trasladarse a la plaza San Francisco donde una gran cantidad de personas los aguarda.
La solidaridad del pueblo paceño refleja un ambiente sin precedentes en la sede de gobierno donde el respaldo a los indígenas es indiscutible como también el rechazo a algunos integrantes de la oposición que se unieron a la marcha  y fueron abucheados por la gente, calificándolos de oportunistas.
Se informó que el presidente Morales no saldrá a recibir a los marchistas del TIPNIS una vez que ingresen al centro del poder político. "El presidente está con varias actividades está con sesión de gabinete, el presidente está trabajando en ese ámbito y después tiene otras actividades que realizar", dijo el ministro de Comunicaciones, Iván Canelas, en conferencia de prensa esta mañana.

martes, 18 de octubre de 2011

al menos 50 periodistas reciben a los marchistas en La Apacheta muy cerca de La Paz, en La Cumbre también están cientos de representantes de movimientos sociales para acompañarles horas más en los pocos kilómetros que les separan de la ciudad. ingresarán por San Antonio, no por El Alto


Decenas de movilidades particulares viajaron hasta La Cumbre para recibir a los indígenas del TIPNIS, fue una expresión voluntaria de aquellos paceños que con su familia lograron reunir algo de ropa, agua, jugos, galletas o mate de coca para dar a los marchistas este recibimiento.

Una señora les decía “bienvenidos, llegan con Dios. Que cumplan su cometido”, mientras que otro señor, de unos 50 años aproximadamente, se apostaba a lado del camino para dar la mano a cada uno de los marchistas, que se mostraban alegres por el recibimiento.

Un grupo de jóvenes, de menos de 30 años, preparó mate de coca en varias ollas, lo repartieron a los marchistas. La infusión caliente sirvió para paliar el frío de la cuesta y además para combatir el temido “sorojchi”.

Otra familia repartió calcetines, otro grupo zapatos. El cariño de la gente se expresó de diversas formas. Desde los buses y movilidades de transporte los chóferes y los pasajeros vivaban a los indígenas y les pedían fuerza para no rendirse.

A la llegada a La Cumbre y minutos después de la realización de un ritual andino se produjo el momento más emotivo, la cabeza de la marcha fue recibida con guirnaldas y en medio de abrazos, en ese momento se pudo dimensionar en realidad la fuerza de la movilización.

Como dato, se debe señalar que al menos 20 medios internacionales, entre cadenas de televisión, radio y agencias de noticias están cubriendo desde el lugar de los hechos el desarrollo de la marcha.

lunes, 17 de octubre de 2011

DS nada menos refrendado por la Asamblea que asegure que el TIPNIS no se parte, que la carretera cambia de trazo y ofrece respaldo a sus pobladores. Iván Arias saludando a las mamas y tatas...


“Después de ver la marcha, el campamento donde los marchistas descansan, después de ver un abrazo entre indígenas de tierras altas y los de tierras bajas, de entrar al río, de sentir algo como una hermandad velada, (qué cantidad de niños, están por todas partes, recuerdo haber visto en Santa Ana de Yacuma una vez una madre con tres niños alrededor y uno en la espalda pasar en una moto minúscula) después de oír a Adolfo Chávez serenamente llamar a todos a la unidad (a la unidad: no al ataque) y de escuchar de labios de una de las mujeres que “hace 2 meses salí de mi casa, no sé cuándo volveré” de una de esas mujeres fuertes que se llevaron por delante al Canciller; después de ver a los qhara qhara suyus liderar la marcha que llegó a la paz junto a dos amigos trotskistas… después de charlar con las Mamas y los Tatas (no me acostumbro a decirles así), y de ver la agraciada exaltación de Jaime Solares y del hermano de Guillermo Lora y las peleas en medio de la plaza de San Francisco, después de 5 años de silencio, reactivada la asamblea popular entre los que apoyan al Presidente y los que ya no lo toleran, después de ver marchas diarias por todo y por nada (esta mañana contra el banco de desarrollo: los alteños protestaban por un préstamo no otorgado) diciéndome Bienvenido de nuevo al País, preguntándome por qué aquí y cómo acabará esto, esto que siempre comienza… ¡Bienvenido al país!”, escribía Alejandro Pereyra en el FB.
En otro post: “Anoche, escribe Rocío Pinto, aguantando las lágrimas, pude ver el acto de humildad yarrepentimiento de tres grandes mujeres esposas de policías que reprimieron la marcha del TPNIS en días pasados obscuros. ¿Por qué estamos perdiendo la habilidad y capacidad de pedir disculpas, de pedir perdón? Por qué el corazón del boliviano se endurece cuál piedra en una cavidad inerte, llena de odio y rencor. Pensemos que Bolivia está unida después de mucho tiempo, después de mucho sufrimiento, veremos la luz de la esperanza”
Después del fiasco, chenk´o y embrollo electoral este domingo 16 que ha evidenciado que nuestro voto esta en malas manos, lo paceños y paceñas nos preparamos para recibir a los indígenas que llegan a la sede de Gobierno. Que La Paz se vacié para recibirlos, que su llegada sea un motivo para unirnos, un regalo de paz y amor. La Paz, habitada por los nacidos en su hoyada y por migrantes de otras latitudes del país, se volcara a recibirlos sin necesidad que alguien nos pague un bono, nos regalen computadoras o nos liberen de pagar el IVA. Hombres y mujeres, mayores y menores; jóvenes y viejos; blancos y negros; t´aras y k´aras; cholas y cholos; cambas y collas; chapacos y amazónicos saldremos hacia la cumbre para recibirlos con flores, guirnaldas amor y unidad.
Luego de verlos subir la empinada cumbre, miles y miles de ciudadanos y ciudadanas los acompañaremos en su descenso y entrada triunfal a la Iglesia y plaza San Francisco (el año 1990 llegaron a la catedral de la Plaza Murillo). Sera un día de unión entre los bolivianos, el día en que nace el verdadero cambio.
Los días posteriores el Gobierno está obligado a sacar una norma que impida que se parta el TIPNIS en dos, que se le meta cemento y fierro a su corazón. Una norma que obligue a desviar el trazo de la carretera. Esto es lo que los indígenas piden y todos debemos respaldarlos ante las intenciones de dividirlos, cansarlos y deslegitimarlos con consultas truchas.
*Ciudadano de la República de Bolivia

domingo, 16 de octubre de 2011

los heridos por golpes, arrastres, pateaduras, chicotazos, empellones durante la violencia policial del 25 de septiembre llegan a 280 atendidos en los hospitales de San Borja y Trinidad. el Gobierno no asumió los gastos médicos como era su obligación.

El presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Celso Padilla, informó que junto a la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) presentaron una demanda penal en contra del presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, por el delito de genocidio por supuesta responsabilidad en la represión policial contra la movilización en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Explicó que la demanda fue presentada inicialmente a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, que llegó a la Fiscalía del Distrito cruceño a cargo de Isabelino Gómez, pero éste decidió derivarlo al Distrito fiscal del Beni, por lo que se determinó volver a presentarla pero ante la Fiscalía General, en la ciudad de Sucre.

“A los tres días nosotros hemos hecho un seguimiento y cuando el Fiscal de Distrito, Isabelino Gómez nos dice que ese documento ha tenido que pasar a Beni, entonces es un juego sucio, político, un juego de mucha irresponsabilidad y de encubridores prácticamente y así no podemos trabajar”, señaló Padilla a la Agencia de Noticias Indígenas de Erbol.

La demanda también es en contra de los ministros de la Presidencia, de Obras Públicas y de Justicia: Carlos Romero, Walter Delgadillo y Nilda Copa, respectivamente, y en contra la ex autoridad de Gobierno, Sacha Llorenti.

Asimismo, fueron denunciados el comandante de la Policía Nacional, general Jorge Santiesteban, y otros cinco oficiales, entre ellos el que ejercía como subjefe de la institución, general Oscar Muñoz, quien fue suspendido de su cargo hace unos días, por aparente complicidad en delitos de genocidio, tentativa de asesinato, lesiones graves, robo agravado, maltrato infantil, racismo, discriminación, dijo Padilla.

280 heridos por represión policial

El titular de la APG señaló además que se contabilizó 280 heridos por la represión policial del pasado 25 de septiembre, en puente San Lorenzo del Beni, cuando los indígena intentaban continuar su caminata hacia la ciudad de La Paz en contra de la construcción del tramo dos de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos en medio del Iisiboro Sécure.

Señaló que la mitad de los heridos fueron atendidos en los hospitales de San Borja y Trinidad. Desde entonces el gobierno no se hizo cargo de los gastos médicos que involucró la curación de los afectados, entre ellos niño y mujeres.

“Nosotros creíamos de que él (Evo Morales) podía asumir los gastos médicos, porque hemos sufrido torturas de manera salvaje los niños, ancianos y hasta mujeres (…) ha sido muy triste observar a la mayor parte fuera de sus casa y lejos de sus familias, porque no contaban con recursos económicos para cubrir las recetas médicas”, declaró.

Añadió que seguirán con esta demanda judicial hasta el final para dar con los responsables de la violenta intervención policiaca de la que fueron víctimas los marchistas, en septiembre.

viernes, 14 de octubre de 2011

ante la declaración de Evo sobre los alcances de la consulta y que ésta no sería vinculante, reacciona Justa Cabrera: "es una burla dice" mintieron Mendoza y Montaño, Evo dice lo contrario

Justa Cabrera: “Se hace la burla de todos los bolivianos”
Como en otras ocasiones, la declaración de Justa Cabrera define con precisión lo que ocurre. Mientras los senadores masistas Mendoza y Montaño fueron a prometer a los indígenas consulta vinculante, la ley que aprobaron no lo dice. Y Evo afirma que no será vinculante. Es decir que hará lo que él quiera.
Pero esto no se puede aceptar. La marcha indígena le dio un respiro al gobierno al no entrar a La Paz antes de las elecciones judiciales, como estaba previsto. A nuestro juicio fue un error darle este respiro al gobierno. Evo, ahora con el acto que hizo el 12, adonde gran parte de los concurrentes fue obligado para no perder su puesto de empleado público, se cree fortalecido para cumplir sus dictados. Y vuelve a burlarse de los marchistas indígenas.
Pero la marcha no está fortalecida por la solidaridad popular. Por eso debe llegar a La Paz y exigir que se anule definitivamente la carretera, como los propios marchistas lo han definido.
La Protesta compromete toda su solidaridad y también a convocado a la solidaridad internacional. Desde Brasil nos informan de la llegada inminente de una delegación de dirigentes sindicales de ese país solidarios con los marchistas indígenas de Bolivia. En El Alto estamos impulsando la solidaridad popular que ya es masiva.
¡Viva la marcha indígena!
¡Ley para que se anule definitivamente la carretera por el Tipnis!
¡Castigo a todos los responsables, incluyendo en primer lugar los que dieron las ordenes, de la represión a los indígenas!

La ley “corta” aprobada suspendiendo obras

miércoles, 12 de octubre de 2011

comisión...comisión...bonita manera de emborrachar la perdiz. el gobierno de EVO invoca el trabajo de comisión para dilatar y terminar torciendo los hechos a su favor por FALTA DE SERIEDAD, nos dice LTD


A consecuencia de la violenta represión a la marcha indígena en Chaparina, el Gobierno –seguramente recordando las ventajas que obtuvo con una acción similar cuando se produjeron los violentos acontecimientos de El Porvenir en Pando y La Calancha en Sucre—anunció pomposamente que conformaría una comisión de investigación de los abusos a ser presidida por la Ministra de Transparencia, con representantes del Defensor del Pueblo y organismos internacionales como Naciones Unidas. De inmediato, el Defensor rechazó la invitación por no ser pertinente y la representante de Naciones Unidas declaró, a requerimiento de los periodistas, que la invitación estaba siendo considerada en Nueva York.
Pese a este fiasco, desde el Gobierno se insistió en conformar una comisión, modificando su composición: la presidiría el Ministro de la Presidencia y la de Transparencia aportaría con datos e informes... Pasados los días y sin noticias sobre el tema, la dignataria anunció que en la comisión participarían representantes de Naciones Unidas, OEA y Unasur, información que fue cortésmente desmentida por los representantes de estas organizaciones, lo que obligó a la ministra a rectificarse: habría dicho que dijo que el Gobierno quería que esas entidades se involucren en la investigación.
Es una pena que se exponga al país de esta manera porque desmentidos de la naturaleza de los que se comenta constituyen un bochorno que lamentablemente no sólo afecta a sus directos responsables sino, y es lo más grave, quiebra la confianza en el propio Estado, razón por la que cada vez nos vamos quedando con menos interlocutores. Por ello, habría que administrar con seriedad los intereses del país.

viernes, 7 de octubre de 2011

detalla Daniel Pasquier "delitos de lesa humanidad penados con muchos años de cárcel" para autoridades que los cometen y recorre el camino de Yucumo a Caranavi en defensa de la Libertad, Justicia y Paz!

Gasificación, paliza, intentos de secuestro; niños perdidos, mujeres embarazadas ultrajadas y cientos de adultos que guardarán en el inconsciente la experiencia de haber sido masacrados sin ningún pretexto mientras descansaban de una marcha que pretende llamar la atención a las autoridades del Estado Plurinacional (EP) sobre el atropello a sus derechos, a las leyes y a la Constitución. Lo que iniciaron silenciosamente, pacíficamente, los pueblos indígenas habitantes del TIPNIS es hoy una demanda mundial a través de más de 500.000 ciudadanos del mundo, que rechazan la construcción del Tramo II de la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos: ¡que se respete el corazón del parque!

Evo Morales, empeñado en el “sí o sí”, continúa con el doble e inmoral juego de buscar diálogo al mismo tiempo que denigra y presiona a los dirigentes, se mofa de sus intenciones y achaca la marcha a una constelación sospechosa de opositores, ONGs y apéndices del imperialismo. Nada le ha resultado hasta ahora. La integridad de los dirigentes ha sorteado toda embestida. Lo último, conspiradores, contra las elecciones judiciales.

La marcha continúa, pese al hambre, la sed, el sol, el polvo, la lluvia y las amenazas de los cocaleros e interculturales (?), apostados en el camino. Le sostienen sus convicciones y también el apoyo creciente a una causa justa. Atrás Trinidad, San Borja, San Lorenzo de Yucumo; se hacen familiares Sapecho, Kilómetro 52, rumbo a Caranavi (testigo y víctima de otra represión de las fuerzas del EP a órdenes del gobierno y que sigue esperando la acción de la justicia). Desde allí, descontarán hora a hora los 162 km rumbo a La Paz, la sede del Inca, donde reside el actual presidente y desde donde decide la suerte de vidas y haciendas de los hogares más apartados, donde nunca llegó el interés de éste ni de ningún Estado. Ejemplo: Asambleístas de Cochabamba planean el viaje al TIPNIS para “conocer” dónde viven chimanes, yuracarés y mojeños, “sus hermanos”; 50 días para tomar interés a lo qué están hablando.

El gobierno se complica. Ya no queda duda de la legalidad y legitimidad del reclamo indígena, dentro ni fuera del país. Pero se ha dado tiempo suficiente para que se destapen otros asuntos vinculados. ¿Por qué tanta tozudez en partir el TIPNIS? Los principales beneficiados saltan a la vista, los sembradores de coca, que de ilegales pasaron al estatus de “en vías de ser legales” con el proyecto de revisión a la Ley 1008; nadie cuestiona que sin modificaciones, siguen cometiendo delitos. Que la extensión de los cocales exige salir del Chapare; gracias al elástico concepto de “cato” por familia, por inscrito en los sindicatos, por la “eficacia” del control social (autocontrol entre ilegales) y, porque finalmente algunos nada cumplen cuando la tentación es grande, Bs 2.000 por noche metiendo al monte coca o combustible, hay que saltar al territorio inmediato, para desgracia del TIPNIS.
Sale el vínculo entre ABC y OAS. ¿Oportunismo político de Juan del Granado? La materia la proporcionan irregularidades denunciadas oportunamente por JM Bakovic, expresidente del SNC (2006), antecesor de ABC y, ahora, por la Cámara de la Construcción de Santa Cruz, que denuncia y solicita investigación al Ministerio de Transparencia, ¡lapidaria!; seguramente los argumentos son fruto de un cuidadoso análisis de documentos y contratos (https://docs.google.com/viewer? a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B_8tuJ2_i5i2MDc0OWUzNWItZDEzZS00N

TlmLTg3ODktNzI0YmJjOGVjM2Fk&hl=es), en versión pública. La historia, compleja, apunta a otro escándalo de corrupción de magnitud alarmante (se habla de 800-1000 millones de dólares) en una relación OAS-MAS de larga data (http://www.caracol.com.co/ noticias/ramirez-articulaba-los-negociados-con-empresas-de-brasil/20090311 nota/ 775935.aspx). Y más, la relación entre el expresidente Luiz Inacio (Lula) da Silva con la constructora OAS (conocida como Obrigado Amigo Sogro, Gracias Amigo Suegro, ver capítulo OAS en Deus-e-o-diabo-na-terra-do-acarajé , Observatorio da Imprensa, FX Iturralde: Brasil y el TIPNIS, www.icees.org.bo/19092011). El gobierno ya admitió que no existe diseño ni licencia ambiental; que no se ha cumplido con la normativa constitucional de la “consulta previa” a los indígenas (Evo lo admitió en Cuba y prometió que haría “la consulta como establecen las normas nacionales e internacionales", ABI 19/9, sin mencionar que el plazo legal está vencido).

El gobierno se complica al esgrimir, ahora, de que los parques son territorios “nacionales”, cuando dar especiales prerrogativas a los pueblos indígenas fue uno de los puntos más discutidos y resistidos en la aprobación de la CPE. Es el propio Defensor del Pueblo, Rolando Villena, nada sospechoso de militar en las filas opositoras, quien señala que con la intervención a la marcha indígena en Yucumo se han violado seis (6) derechos reconocidos en la CPE, que se suman a otros que alcanzan hasta al Código del Niño, Niña y Adolescente (Ley 2026 y 2175) y acuerdos internacionales.

La demanda por genocidio no se ha hecho esperar; el Código Penal dice: “el que con propósito de destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico o religioso, diere muerte o causare lesiones a los miembros del grupo, o los sometiere a condiciones de inhumana subsistencia,... o realizare con violencia el desplazamiento de niños o adultos hacia otros grupos, será sancionado con presidio de diez a veinte años”. “Si el o los culpables fueren autoridades o funcionarios públicos, la pena será agravada...” (Art. 138). Creímos en la autonomía, nos tildaron de separatistas; creímos en la democracia, nos chocamos con una dictadura; creímos en la Constitución y nos amenazan con la cárcel. ¿Estamos locos, o son los laberintos del poder? Como sea, Yucumo ha sido suficiente, ¡Bienvenidos a Caranavi y a La Paz! Nadie tiene derecho a mutilar nuestros sueños de vivir en libertad, en justicia y paz.

miércoles, 5 de octubre de 2011

reflexiona LT en la facilidad conque los bolivianos parecemos olvidar las cosas y en esa constante evasión de los temas centrales como el gas y la energía que son apremiantes


Una de las características más notables y deplorables de la manera como los bolivianos –gobernantes y gobernados– abordamos los problemas que más nos afligen es la tendencia a la distracción. Con mucha facilidad dedicamos durante cierto lapso toda nuestra atención a uno de los muchos problemas pendientes de la agenda nacional, pero sólo hasta que uno más importante, aunque sólo sea en apariencia, lo desplace a un plano secundario.
Es lo que ha estado ocurriendo durante las últimas semanas con motivo de la pugna entre quienes se resisten a dar vía libre a una carretera a través del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), por una parte, y quienes contra viento y marea insisten en ejecutar ese proyecto sin reparar en costos políticos, económicos o ambientales, por otra. El asunto, por lo grave que es, ha monopolizado la atención colectiva relegando poco menos que al olvido a otros no menos urgentes.
Que así haya ocurrido es por demás comprensible si se considera lo mucho que está en juego en términos ecológicos, antropológicos, económicos y, lo que no es menos sino más importante, políticos y geopolíticos. Un somero cálculo de la magnitud de los intereses pecuniarios involucrados es además razón suficiente para que las partes involucradas concentren con tanto ahínco sus fuerzas y energías en el afán de hacer prevalecer sus respectivas posiciones.
Sin embargo, no por comprensible está bien que así sea, pues hay otros asuntos que no pueden ni deben ser soslayados y que también requieren atención urgente e inmediata.
Es el caso, por ejemplo, de las malas noticias que no dejan de provenir del sector energético nacional y que van pasando desapercibidas, opacadas por las que circunstancialmente acaparan la atención colectiva.
En circunstancias normales, la serie de traspiés que las autoridades del sector hidrocarburífero vienen dando, por lo dramáticas que son las consecuencias que tendrán para el futuro económico nacional, tendrían que ser merecedores de mucha más atención de la que están recibiendo y a sus protagonistas no tendría que serles tan fácil evadir las explicaciones correspondientes.
Es bien sabido que el tiempo corre en contra en lo que a los contratos vigentes con nuestros dos principales compradores, Brasil y Argentina, se refiere, pero nada se sabe de alguna medida que se esté adoptando para evitar que cuando se cumplan los inapelables plazos fijados por los cronogramas nuestro país se vea en muy serias dificultades.
En el caso de nuestros contratos con Argentina, el riesgo en ciernes consiste en que ese país ya tiene en sus manos la posibilidad de exigir que Bolivia cumpla con la provisión de los volúmenes comprometidos, so pena de pagar las muy cuantiosas multas y penalizaciones previstas por los contratos vigentes. Un somero cálculo aritmético debería ser suficiente para tomar consciencia de lo que eso puede significar para las cuentas del erario nacional.
Y ese es sólo uno, entre muchos ejemplos que se pueden citar, para recordar que no por haber sido desplazado de los principales espacios informativos el tema energético ha dejado de tener rasgos dramáticos.