Páginas vistas en total

miércoles, 29 de mayo de 2013

desesperado el Régimen apela a las reservas de parques forestales para buscar hidrocarburos. lo curioso es que PDVSA (Petróleos de Venezuela) fracasó estrepitosamente en esta labor. se va de Bolivia sin nada y toma la posta Argentina (YPF) que tampoco alcanzó resultados en su territorio en los últimos años. los originarios dueños de las reservas no están de acuerdo.

Vamos a buscar gas hasta en los parques”, fue la expresión casi en un tono desesperado que lanzó el vicepresidente García Linera hace unos días en el marco de un foro petrolero que religiosamente organiza YPFB todos los años con el objetivo de incrementar inversiones en el sector, las mismas que siguen hurañas, por más promesas y ventajas que ofrece el Gobierno de Evo Morales.

La arenga del segundo mandatario se produce después de que se confirmara que la empresa petrolera venezolana PDVSA se va definitivamente del país, luego de varios años de intentos fallidos por iniciar sus trabajos exploratorios en Bolivia, donde según lo afirma la propia empresa “no se han cumplido los compromisos que asumió el Estado Plurinacional”.

Por lo que dice el vicepresidente, por la tozudez demostrada en el TIPNIS y porque el mismísimo Evo Morales les ha dicho tantas veces a los indígenas, que no boicoteen a la industria gasífera del país, se puede deducir fácilmente cuál era el compromiso asumido, el mismo que se expresa con absoluta claridad, ahora que la petrolera nacional argentina YPF se hará cargo de las parcelas que debía explorar PDVSA.

Ni bien habló García Linera de los parques, las repercusiones no se han hecho esperar entre los dirigentes indígenas de las tierras bajas, que hasta ahora han conseguido doblarle el brazo el Gobierno en su intención de intervenir en las reservas naturales, ya sea para construir carreteras, expandir los cocales o, como en este caso, abrirle espacio a las petroleras, objetivos que parecen emparentados. De hecho, en relación al TIPNIS llegó a admitirse que varias compañías extranjeras ya tenían asignadas diferentes áreas para iniciar la prospección de hidrocarburos.

Para el Gobierno, entrar en los parques o en cualquier otro lugar donde haya nuevas reservas de gas se ha vuelto una imperiosa necesidad ya que se ha comprobado que los actuales campos gasíferos en actividad pronto iniciarán su declive. En realidad, hace mucho que debió empezarse en Bolivia un nuevo periodo de inyección de capitales frescos a la industria, la misma que requiere hasta de cinco años hasta que los pozos comienzan a producir en cantidades aceptables. El gas sigue concentrando la mayor porción de las inversiones extranjeras que llegan al país, pero vienen para mantener en actividad los “pozos viejos”, los que corresponden al periodo exploratorio que desarrollaron los gobiernos neoliberales que, en otras palabras, siguen dándole de comer a este país en tiempos plurinacionales en los que se los detesta como a lo peor que parió el mundo.

¿Dónde reside la desesperación? Pues en que se cae todos los días la producción de líquidos, que en parte será paliada por nueva planta separadora de Río Grande, donde se llama industrialización a un proceso muy simple, pero que no deja de ser importante para esta situación de escasez, que nos obliga a importar cantidades adicionales de diesel y a mantener elevado y creciente el nivel de los subsidios, factor que incide también en la reticencia de las petroleras transnacionales a invertir en Bolivia, por más parques que les ofrezcan. Cuando el presidente periódicamente sale a la palestra a despotricar contra la subvención a los combustibles, es porque seguramente le han mostrado el lamentable cuadro que nos mantiene bajo una espada de Damocles.

Y la promesa de entrar en los parques a buscar el gas que nos hace falta y que nos desdibuja las reservas, se ha hace cada vez más difícil, sobre todo cuando entramos en una época electoral.
Para el Gobierno, entrar en los parques o en cualquier otro lugar donde haya nuevas reservas de gas se ha vuelto una imperiosa necesidad ya que se ha comprobado que los actuales campos gasíferos en actividad pronto iniciarán su declive.

lunes, 27 de mayo de 2013

razón tiene nuestro editor al preguntar si "el encuentro de ambos "bolivaristas" fue un simple "saludo a la bandera" a quién pretenden engañar?

PDSA, FIRMA CONTRATO CON LAS TRANSNACIONALES PARA OPERAR EN HIDOCARBUROS Y YPFB CON PDVSA, QUE BURLA ES ESTA, SI PDVSA NO TIENE RECURSOS PROPIOS Y FIRMA CON EVO PAR OPERAR EN LA BUSQUEDA DE HIDROCARBUROS, QUE EN 7 AÑOS DE GOBIERNO NO HIZO NINGUN TRABAJO MENOS ENCONTRO ALGUN POZO NUEVO DE HIDROCRBUROS PEOR DE GAS, TRABAN Y EXPLOTAN Y SOBRE EXPLOTAN LOS DEJADOS POR LOS GOBIERNOS NEOLIERALES

firmado por José Oliverio Iriarte.

lunes, 13 de mayo de 2013

poco se conoce del rumor, aunque de acuerdo al diagnóstico de nuestro editor, "no lograrán devolverle lo robado" entonces fingir una huída "a cambio de no reclamar nada"


Ante una versión difundida en un canal de televisión local, de que el  estadounidense Jacob Ostreicher habría fugado del país, su abogado defensor, Jimmy Montaño, lo negó enfáticamente.
Lamentó que de manera irresponsable el mencionado medio haya lanzado el rumor.
“Estuve con él y está en Santa Cruz cumpliendo a cabalidad la medida sustitutiva de la detención domiciliario y el arraigo”, manifestó el jurista.

Solicitud de devolución de bienes. El patrocinador de Ostreicher mencionó que más bien su defendido se encuentra en su mejor momento del proceso.
Por ese motivo, es que hasta mitad de semana, se tiene previsto que solicitará a la autoridad jurisdiccional, sobreseimiento y devolución de los bienes de su cliente como corresponde./MCM.

domingo, 12 de mayo de 2013

Francesco Zaratti escribe "del otro lado solo se ha escuchado un ensordecedor sonido del silencio" cuando se refiere a la respuesta a sus muchas críticas a "los pecados de YPFB en contra de la CPE y de sus propias disposiciones internas"


Desde el momento (diciembre de 2012) que denuncié públicamente la estafa realizada por YPFB con la operación encubierta de compraventa de petróleo condensado (Bolivian Blend, BB) a Refinor de Argentina, se han publicado columnas de opinión, editoriales de periódicos independientes, reportajes periodísticos y muchísimos comentarios en las redes sociales, todos criticando ese fraude y exigiendo claridad, transparencia y eventuales sanciones.
Desde la otra orilla, sólo se ha escuchado un ensordecedor “sonido del silencio”. Única excepción, el informe escrito del Ministro del ramo en respuesta al pedido del diputado por Chuquisaca  Juan Luis Gantier, quien ha hecho un uso cabal de su derecho a fiscalizar al Ejecutivo.
Lo que el ministro Sosa no puede (ni intenta) ocultar es la revelación, rompiendo una especie de “secreto de confesión”, de los pecados —literalmente “refinados”— cometidos por YPFB y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que detallo a continuación.
YPFB Corporación (YPFB-C), empresa de la cual dependen sus subsidiarias (que son públicas o mixtas) pecó contra la CPE (Art. 361.II) desde el momento que, mediante un contrato de asociación con YPFB Refinación (“asociación para delinquir” la definí, sin que nadie se inmute), cedió sus prerrogativas constitucionales a una empresa mixta, ignorando el Decreto de Nacionalización 28701 y la CPE (pecado político e ideológico).
YPFB-C, YPFB Refinación (YPFB-R) y ANH se unieron además para pecar contra la ley: YPFB-R no hizo aprobar por su directorio el contratos de asociación con YPFB-C ni el de compraventa con Refinor, violó el contrato DGL170 con YPFB-C que sólo le autoriza a refinar el crudo adquirido en el mercado interno y prescindió de una licitación internacional para exportar el BB. YPFB-C tampoco pidió la aprobación de su directorio para firmar el contrato de asociación con YPFB-R e hizo caso omiso de los reclamos de las empresas contratistas de un pago correcto de su remuneración, incumpliendo acuerdos expresos y enlodando aún más la fe del Estado. ANH, a su vez, concedió a YPFB-R la autorización para exportar obviando el informe legal (por desfavorable).
Más graves aún son los pecados tributarios cometidos con alevosía y premeditación durante ocho meses: defraudación de regalías, IDH e impuestos (YPFB-C y YPFB-R) por un monto cercano a los 50 M$; sin contar la posible estafa al TGN por cobro del subsidio a los productos reimportados de Refinor (¿quién se quedó con ese dinero?).
YPFB-R comete además un pecado técnico cuando compra de YPFB-C petróleo condensado sin tener capacidad de refinación ni de almacenaje, con el fin de justificar la operación de exportación.
De suma gravedad  son los pecados contra la transparencia: no se informó de la operación a nadie fuera del círculo de complicidades; el propio Ministro tuvo conocimiento de la millonaria operación sólo a fines de octubre de 2012 y contó con la información completa gracias al pedido de informe del diputado Gantier. No se registró la operación en boletines estadísticos de YPFB, en sus páginas web ni en boletines de noticias, lo que contrasta con la resonancia mediática que mereció la exportación de pocas garrafas al Paraguay. Si fuera poco, YPFB no quiso contestar preguntas incómodas del cuestionario.
Finalmente se usó el falso argumento de un ahorro de la subvención. Sin embargo, según el informe del Ministro, YPFB (¿cuál de ellos?) sí recibió del TGN el subsidio que corresponde a los combustibles importados.
¿Habrá absolución general de tantos y tan refinados pecados o las urgentes auditorías del MHE, SIN  y Contraloría impondrán las sanciones correspondientes “caiga quien caiga”?

El autor es físico

jueves, 9 de mayo de 2013

Carlos Miranda plantea lograr reservas para el mercado interno del gas. obtener nuevos contratos con Argentina y Brasil. volver a ser autosuficientes en diesel. se acercan los años difíciles después de la "bonanza del gas".


Para la próxima década, que no es tan lejana, deberíamos haber resuelto los 3 grandes problemas de nuestra industria petrolera: suficientes reservas y producción de gas para abastecer nuestro mercado interno y cumplir nuevos contratos de abastecimiento con Argentina y Brasil y volver a ser autosuficientes en diesel.
Las reservas, certificadas por Ryder Scott, no alcanzan para cumplir con los compromisos contraídos que fenecen el próximo decenio.  El consultor está actualizando su estudio con reservas que YPFB indica han sido descubiertas después del 2009.  Si las cifras de YPFB están correctas, las reservas actualizadas ajustadamente alcanzarían para cumplir los compromisos indicados anteriormente.
La bonanza económica actual está basada en la exportación  de gas.
Lamentablemente, estos años dorados no han sido utilizados para transformar la economía del país. Estamos atravesando un periodo de grandes transformaciones político-sociales que solo están incrementando la demanda interna sin haber establecido bases solidas para su satisfacción y mucho menos crear o impulsar otros rubros con ingresos cercanos a los de exportación de gas.
Por tanto, si queremos seguir creciendo, la próxima década tenemos que seguir contando con los mercados  argentino y brasileño con contratos de compra de gas a largo plazo.
El no haber podido lograr la exportación de gas licuificado (LNG) nos ha marginado del mercado mundial y condenado a abastecer por gasoducto a nuestros vecinos.  Perú no es mercado para gas natural boliviano es nuestra competencia en el Pacifico. Hasta que no se resuelva nuestro problema marítimo con Chile, ha dejado de ser posible mercado. Uruguay y Paraguay tampoco lo son por su reducido consumo y lejanía a nuestros campos.
Argentina que es el país más gasificado de América prácticamente ha agotado sus reservas probadas de gas convencional. Está centrando sus esfuerzos para lograr el autoabastecimiento con gas no convencional. Proceso que demandará varios años en los cuales la importación de Bolivia será la más conveniente.
Brasil nos continúa dando señales que seguirá adquiriendo nuestro gas. Era de esperarse, la explotación del PreSal tomara más tiempo de lo estimado originalmente y tiene una demanda creciente que abastecer.
Con ese posible escenario de mercados, el problema nuestro es tener reservas y producción.

Pero y los líquidos? El consumo de gasolina estaría resuelto por la producción de fracciones pesadas de las plantas de extracción de líquidos de gas y el uso del gas comprimido.
El problema que se ha tornado de enorme magnitud es el abastecimiento de diesel. Para el 2020, nuestro consumo se habrá más que duplicado.
Necesitamos lograr nuevamente el autoabastecimiento. El diesel es el combustible del progreso e insustituible en la agroindustria. Eso no se consigue con medidas impositivas.
La primera posible solución es la exploración de las zonas no tradicionales del país en búsqueda de petróleo con mayores rendimientos de diesel.
Sin perder de vista ese objetivo de exploración, que puede tomar varios años porque el área no tradicional es muy extensa, se requiere con urgencia investigar otras soluciones.
El autoabastecimiento de diesel es un problema que requiere sea objeto de un planeamiento especial. Los posibles caminos son varios, tales como actualizar los estudios de YPFB para ingresar a la petroquímica del Pacto Andino, introduciendo procesos nuevos en nuestras refinerías para producir diesel utilizando condensado. La producción de bio-diesel con insumos del agro. La conversión de gas a líquidos, el famoso GTL, para tener productos a ser refinada como diesel.
Lo fundamental es que este tema sea tratado como un programa de estudio y consultoría serio y cuidadoso evitando el discurso exitista  anunciando la construcción de plantas a breve plazo, que no son factibles.
Estos próximos años serán  difíciles y exigentes para el sector oficial por eso el mejor consejo que se le puede dar es que cumplan las tres grandes máximas: ama sua, ama llulla y ama quella.