Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2016

Alvaro Puente no menciona al MAS ni a Evo, aunque en su crítica "sequía neoliberal" se refiere al olvido de la economía, al abuso de la naturaleza, al menosprecio por las normas que debieron ser observadas, "con hermosos discursos sobre seguridad alimentaria, con mentiras y acciones contra todas as seguridades. "el vivir bien" una mentira. a buen entendedor pocas palabras

No hay agua. Más de la mitad de nuestras ciudades tienen sed. Ha llovido poco y han prevenido menos. No hay agua ni para remedio. Represas y lagunas están secas. Sabíamos que era posible la sequía. Era previsible, pero es tarde para hacer la tarea de ayer. Unos bloquean. No saben más que exigir que alguien solucione los problemas, aunque no existan soluciones. Es lo único que saben. No importa quién ni cómo. Alguien tiene que venir de cualquier parte a darles lo que se antojan o lo que necesitan. Otros encargan a Dios que arregle el problema. Rezan y piden que recemos. Dios tiene que arreglarlo todo. Él nos buscará trabajo y traerá agua. Él tiene que hacernos el examen que no preparamos. Él tiene que curar los dolores que nosotros provocamos. En su mundo mágico Dios solo está para arreglar nuestras chambonadas.

Ni uno ni otro. No sirve el emperro de niño caprichoso y malcriado que bloquea por todo. Tampoco se puede pedir a Dios lo que debimos haber hecho nosotros. Dios no traerá agua para disimular la pereza o la estupidez de nadie. Nadie planificó. Nadie trabajó para que el futuro fuera mejor. Nadie pensó políticas para que no falten agua ni pan. Estábamos de fiesta ocupados en construir palacios y ahora tiene Dios que mandarnos desde el cielo lo que nosotros malversamos.

Peor aún. No es que no se haya planeado un futuro mejor. Se ha trabajado y se ha planificado todo lo contrario. Quieren y exigen que talemos hasta el último árbol. Entregan a las petroleras lo que habíamos reservado para nuestra protección. Destruyen a conciencia la naturaleza, pero quieren que pidamos a Dios el agua que ellos espantan. Se ha planificado contra la vida. Se ha actuado contra la naturaleza y contra la pachamama y Dios, aparte de cargar con el desastre, debe traer el agua que hemos convertido en imposible.

Saben perfectamente lo que hay que hacer. Son hermosos sus discursos sobre la seguridad alimentaria. Pero son mentiras, porque no les importa. Las acciones son contra la ecología y contra todas las seguridades. El eslogan es el vivir bien. Mentira. Cuando hay plata de por medio, lo último que les importe son la vida y su bondad. Revolución ya no es la creación de una nueva realidad. Es la destrucción del futuro.

Todo son apariencias. Todo son parches. Todo son paliativos. Palabras bonitas que no esconden la destrucción. Todo son espejitos más crueles que los de los peores conquistadores

No hay comentarios: