Páginas vistas en total

miércoles, 24 de abril de 2013

pocas veces durante el Régimen ha surgido una figura como la de Cecilia Chacón ex-ministra de Defensa que sale al frente en defensa del TIPNIS. en defensa de la VERDAD.


La exministra de Defensa, Cecilia Chacón, reveló una parte de los hechos que conducen a encontrar la verdad sobre ¿quién dispuso la represión de la Marcha Indígena en Chaparina? No dijo textualmente quién ordenó, pero contó detalles de lo que sucedió en las esferas del gobierno entre el sábado 24 y domingo 25 de septiembre de 2011, antes y después de la represión, que conducen a deducir muchas cosas, entre ellas, la orden. 
Cecilia Chacón sorprende de nuevo por su valor civil. por su apego a la verdad
“Me gustaría decirles que el día sábado (24 de septiembre) hubo una reunión a la que no fui convocada, para hacer una evaluación sobre la detención del Canciller (David Choquehuanca), desconozco el lugar donde se llevó a cabo esa reunión pues el Ministro de Comunicación (Iván Canelas) me comentó sobre la reunión y me preguntó si me dirigía allá y le dije que desconocía de esa reunión y como no fui convocada no asistí”, señala en la declaración que prestó ante el Ministerio Público el pasado 6 de marzo.
Chacón añadió en su declaración que tampoco conoce sobre quienes asistieron a esa reunión efectuada día antes de la represión; sin embargo, supone que estuvo el entonces ministro Canelas, porque fue la persona que la comentó del encuentro.
“Entiendo que el Canciller iba informar sobre todo lo acontecido en Chaparina el 24 de septiembre de 2011, posteriormente el domingo (día de la represión) después de que me enteré de la acción intenté comunicarme con representante de Naciones Unidas. Posteriormente hubo reunión ordinaria de gabinete político en la residencia, yo llegué tarde y en momento en que el (entonces) Ministro de Gobierno (Sacha Llorenti) hablaba por teléfono y daba algunos detalles sobre el traslado de las personas a Chaparina, esa reunión era el domingo y yo llegue alrededor de las 20.00 a 21.00”, relata.
Explica que Llorenti recibía llamadas telefónicas por las que le informaban sobre los acontecimientos, como el traslado de personas (indígenas) y que en ese transcurso se habían bloqueado los caminos, por lo que iban a llevar a los marchistas a otro lado.
“Él decía que las personas habían sido subidas en buses y que iban a ser trasladadas a otro lugar, no recuerdo a que lugar en este momento, (pero) decían que la marcha se había desarticulado y que se iban a ver los medios para trasladarlos hasta sus domicilios, comunidades”, afirma.
Según la exautoridad, participaron de esa reunión de gabinete político el presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, el canciller  Choquehuanca, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales César Navarro, el entonces ministro de la Presidencia Carlos Romero, Llorenti y su persona .
Acotó que esa fue la última acción que realizó como Ministra de Estado y habría sido la primera en abandonar el encuentro con la firme decisión de presentar su renuncia irrevocable lo más antes posible.
“Retorné a mi domicilio, redacté mi renuncia, llamé a mi Jefe de Gabinete para que la imprima y haga llegar a los lugares correspondientes”, asegura.
Indica que renunció al cargo de Ministra de Estado porque no estaba de acuerdo con la intervención y la vulneración a los derechos de los marchistas indígenas. “Pues yo me enteré de la intervención el día domingo 25 a las 17.00, aproximadamente, por una llamada telefónica de la representante de Naciones Unidas, la señora Yoriko Yasukawa, ella me llamó y me dijo que no había podido comunicarse con el Canciller ni otros Ministros y que estaba muy preocupada y que le parecía un error el operativo a la marcha, entonces, yo le dije que desconocía el tema y que me comunicaría con los Ministros y transmitiría su preocupación”.

No hay comentarios: