Páginas vistas en total

miércoles, 29 de febrero de 2012

Bajo el Penoco refiere el "apartheid evista" caracterizado por segregar a quienes no piensa como SEEM, así Rafael Quispe un auténtico líder campesino amenazado con la cárcel...

En la época del apartheid, en Sudáfrica, abundaban las bromas sobre el abuso de la minoría blanca sobre los negros, que rayaba en el surrealismo. Dicen que cuando un blanco atropellaba a un negro, este era acusado de destrucción de la propiedad privada, por haberle abollado el parachoques. Y encima del juicio, el negro tenía que pagar multa por exceso de velocidad. Peores abusos habrán ocurrido en ese país antes de la llegada de Mandela al poder y en Bolivia no estamos lejos de un oprobio semejante, de continuar como va la dichosa justicia plurinacional. Los ejemplos comienzan a aparecer. Veamos uno: el exlíder del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qollasuyo (Conamaq), Rafael Quispe, ha sido convocado por la Fiscalía para responder por el presunto secuestro del canciller David Choquehuanca y que motivó la salvaje represión de los indígenas en Yucumo. La acusación es tentativa de homicidio y lesiones graves. Es sabido que al ministro ni siquiera lo pellizcaron aquella vez y el propio Choquehuanca minimizó la invitación que le hicieron los dirigentes de la Cidob a marchar con ellos.

No hay comentarios: