Páginas vistas en total

martes, 24 de enero de 2017

Hugo del Granado de los pocos expertos en hidrocarburos que estudian el tema a fondo, nos hace ver que "la audiencia de Rendición de Cuentas" en que el Minostro y el Presidente de YPFB ha pecado de crasos errores, contradicciones y cifras distorsionadas le restaron seriedad al acto, en sólo pocos dias las diferencias en los números son notables...veamos lo que el estudioso nos muestra

Con gran despliegue publicitario y movilización de personal, en Tarija, el pasado 13 de enero, las autoridades del sector hidrocarburos llevaron a cabo la “Audiencia de Rendición Pública de Cuentas Final 2016 – Inicial 2017”.

Es poco lo rescatable de esta Rendición de Cuentas, que debería referirse a lo ejecutado en la gestión pasada y no a resaltar los grandes trabajos y obras que se llevarán a cabo en el futuro. Los informes, tanto del Ministro de Hidrocarburos, como del Presidente de YPFB, dedicaron gran parte de su contenido a comparar, las pobres realizaciones de los Gobiernos anteriores, según ellos, frente a los extraordinarios logros conseguidos desde el año 2006.

Son varias las discrepancias entre ambos informes por la disparidad de cifras, así como por incoherencias con informes de anteriores audiencias. 

Los informes hicieron mucho énfasis en la millonaria inversión prevista hasta el año 2020. De acuerdo al Ministro de Hidrocarburos, la inversión entre los años 2006 y 2015 (10 años), fue de 11.182MM$us, pero entre los años 2016 y 2020 (5 años) llegará a 12.681 MM$us, lo que quiere decir que la capacidad de inversión de YPFB básicamente, se habrá duplicado, pero no se hace mención a ningún factor que explique tal fenómeno. Sin embargo, en el informe de YPFB, en la misma Audiencia, se observa que en la gestión 2016 la ejecución de inversiones fue del 71% (más adelante se verá que sólo fue del 61%), lo que mostraría la imposibilidad de lograr las metas de inversión proyectadas por el Ministro.

Las divergencias entre los informes del Ministerio y de YPFB respecto a las inversiones en los proyectos de industrialización, son también notables. En la sumatoria de las inversiones de los mismos cinco proyectos mencionados entre ambos informes, hay una diferencia de 183 MM$us.

Llama igualmente la atención, la facilidad con que se cambian las cifras. De acuerdo a la Rendición de Cuentas de YPFB de abril de 2016, la inversión total programada en el sector, era de 2.411 MM$us para esa gestión y en la Rendición de este mes de enero se dice que la inversión programada era de 2.103 MM$us.  Esta diferencia implica una variación considerable del grado de ejecución de la inversión. En este último informe se dice que la ejecución fue de 1.490MM$us, con el nuevo dato, porcentualmente, la ejecución sería del 7%, en cambio, si se toma la inversión programada originalmente, la ejecución sería de 61% y, en el rubro exploratorio la ejecución sería de sólo el 50%.

Entre otros cambios, está el número de pozos exploratorios a perforar. De acuerdo a la Rendición del año 2016, tenían que perforarse 16 pozos exploratorios, 13 de los cuales corrían por cuenta de YPFB. En la Rendición de hace una semana, se dice que el 2016, eran 18 los pozos a perforarse y que YPFB inició la perforación de cuatro pozos (AN YPFB 13.01.2017). Esto quiere decir que de cada cuatro pozos a perforar sólo uno se ejecutó el año pasado. Se anuncia, de manera confusa y contradictoria entre la presentación en la Audiencia y la Agencia de Noticias de YPFB, que este año, 2017, se perforarán otros 18 pozos exploratorios, pero en esta cantidad ya están incluidos los cuatro pozos cuya perforación se inició el año pasado.

Lo que corresponde, para que las rendiciones de cuentas sean serias, es que las autoridades den información que compare las actividades programadas para la gestión, contra las actividades ejecutadas en la misma gestión y no como acostumbran, a comparar lo que hace el Gobierno actual contra lo hecho por los anteriores o a dar una visión a futuro de grandes inversiones y de proyectos por ejecutar. Al parecer no está claro el concepto de lo que significa una “Rendición de Cuentas”.

Una Rendición de Cuentas no sólo tiene por objeto medir la eficiencia de los gestores por el grado de ejecución de las actividades programadas, sino para que también se pueda evaluar la transparencia de la gestión.
La transparencia de cualquier gestión está íntimamente relacionada con la calidad de información que se transmite, si la información es distorsionada o incompleta es una señal inequívoca de ocultamiento. Y ésa es la práctica de rutina en el sector desde hace años. Los Boletines Estadísticos que eran emitidos con información trimestral, han dejado de ser publicados por YPFB desde el 2015; las compras caras e importantes son hechas por invitación directa, es el caso de los últimos equipos de perforación; los contratos para la construcción de los proyectos de industrialización no se conocen; las resoluciones de adjudicación nunca se hacen públicas; los planes y metas exploratorias son reservadas; los informes de reservas son confidenciales; los Planes Estratégicos Corporativos son desconocidos y los Jefes de las Unidades de Transparencia no saben que no saben.
 

No hay comentarios: