Páginas vistas en total

jueves, 25 de agosto de 2016

en términos de razonamiento político y de una visión de la realidad social, Karen Arauz se lleva la flor. es cierto regresa a los males de un gobierno autoritario y soberbio y a los repetidos errores que comete, pero también mirando hacia atrás y al presente, puede predecir lo que vendrá si persiste el MAS, los cocaleros y su líder en sembrar el mal, sin importarle los ciudadanos, la Patria y sus altos ideales.




SÍNDROME AUTODESTRUCTIVO

¿Habrá alguien que pueda ensayar algunas respuestas medianamente  coherentes sobre qué es lo que pretende este pasmoso gobierno? Porque para cualquiera que mira de afuera,  el cómo se precipitan los acontecimientos que por omisión no son abordados con un mínimo de análisis de situación y prevención de crisis, se le hace imposible comprender la lógica masista. 

Hace unos días, La Paz constató lo conveniente que resultan los 3.600 metros de altitud y el escaso oxígeno que permitió que el incendio de un inmueble que duró más de diez horas, no haya causado una catástrofe de proporciones bíblicas de al menos una manzana a la redonda. Destacable el esfuerzo y la vocación demostrada por el Cuerpo de Bomberos y otros voluntarios, con una dotación de elementos absolutamente inadecuados para semejante labor. En esta extraordinaria economía a la que no le entran las balas, no se ocupan de dotar de un par de carros bomberos de verdad y protección elemental a la sede de gobierno con más de 2 millones de habitantes.

Pero si de emergencia ignorada se trata, la situación por la sequía en varios municipios del país, está llegando a extremos. En Santa Cruz, hay medio millón de reses que están al borde del colapso por falta de agua y miles de hectáreas de sembradíos que amenazan con arriesgar la seguridad alimentaria. El Beni, ya reporta la muerte de animales por miles, pero acá no pasa nada. Esta situación, que en otras latitudes hubiera movilizado hasta a los jardineros, -en esa escala extraña de prioridades- el poder en pleno, ocupa su tiempo y esfuerzo en altisonante inauguración de una escuela militar antiimperialista.

El gobierno ha perdido el control del conflicto con los mineros cooperativistas. Muy sabio el  "cría cuervos y te sacarán los ojos". Nunca mejor aplicado el refrán. No existe una muestra -por ahora-, más palpable que el gobierno del MAS echa mano de cualquier recurso con absoluta irresponsabilidad y ceguera política, cuando de seducir masa votante se trata. Las alas que les ha dado a los cooperativistas, es lo que está cosechando. De nada vale los lamentos y el aire de doliente incomprensión de los ministros-voceros, que se niegan a aceptar la ruindad de esos hijos predilectos, los genuinos "hijitos de papá" a los que se dio gusto en todo,  que les han resultado tan rebeldes y respondones.

No satisfechos con eso, continuando con la miopía y sin un ápice de previsión, inician un diálogo con esas estrellas rutilantes de Quintana, Romero y Ferreira, que fogonean torpemente sin poder ver más allá de sus narices. Y en medio de un precario "cuarto intermedio", los mineros presos y policías heridos, dejan de formar parte de la realidad.  Cuando las seis federaciones del trópico sentencian "El compañero Evo, será el "único" candidato a la presidencia el 2019" todo lo demás deja de tener importancia.  El resultado del referendo se lo pasan por el forro, como buenos ciudadanos respetuosos de las normas, como son conocidos los compañeros cocaleros.

Eso es suficiente para que las prioridades sean recalculadas en cuestión de horas. Cómo no nos vamos a rayar.  Por momentos, pareciera que las estrategias políticas del gobierno, obedecieran a los dictámenes de algún imperio del mal que los persigue en sus pesadillas y que ni ellos sospechan de dónde viene. Habría que nombrar una comisión de esos fiscales tan funcionales, para que investiguen quien es el enemigo que les pone un palo entre las ruedas.

Pero la soberbia que siempre está a la mano, hace que se promulgue la ley de cooperativas, en medio de la tregua disparando una nueva urticaria en los mineros y otros cooperativistas. Y de vuelta todos a las carreteras, unos a bloquear con sagradas dinamitas y otros a inmolarse.

No se pueden seguir equivocando tanto. No es ni gracioso pero hay una cierta vocación suicida en este gobierno. Su arrebato por el poder, los aleja peligrosamente del camino trazado. En cualquier curva del trayecto, pueden precipitarse al fondo del cañadón. La máxima de Napoleón " si el enemigo se está equivocando, no lo distraiga" reiterativamente nos ha estado cayendo muy bien. Pero hay límites que se están sobrepasando considerando que todos somos pasajeros de este carro que amenaza con desbocarse en cualquier momento. Los disfraces socialistas para un poder indefinido y completa impunidad, no pueden ser realizados con piel ciudadana. Las resoluciones "independientes" de fiscales y jueces, están decretando el fin del estado de derecho con su accionar casi esquizoide pretendiendo jugar a magos, para desaparecer  -entre otros- la huella del obsceno tráfico de influencias.

Anecdótico el rol de la oposición -salvo un par de honrosas excepciones-, que se está dejando envolver en la tela de araña que teje sañudamente el gobierno. Paradójicamente, Evo Morales continúa gozando de una alta aceptación gracias al relato de historias carentes de decencia y fantásticas mentiras, con la misma efectividad que Hugo Chávez logró aquello de que "después de mi: el diluvio".

Karen Arauz




















No hay comentarios: